Puedes asegurar tu hogar contra pérdidas o daños por incendio o robo a tu propiedad (artículos personales, muebles, u otros objetos), así como los gastos de curación por accidentes de los trabajadores del hogar, la responsabilidad civil en la que puedas incurrir, rotura accidental de vidrios, entre otras coberturas.

Llámanos y un asesor de servicios absolverá tus dudas.